El Ayuntamiento de Noja clausura una antigua estación depuradora de aguas fecales

Imagen de secretaria

La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Noja que dirige Javier Martín, ha procedido en estos días a la clausura, sellado y posterior revegetación de una antigua estación depuradora y pozo de tormentas en desuso que se encuentra junto a la calle Langarilla (cerca de la Playa de Trengandín) en una zona perteneciente al Parque Natural y zona de reserva, en la Marisma Victoria.
Esta instalación abandonada suponía un peligro de caídas para viandantes o vecinos de la zona, por lo que se ha procedido a su tapado y posterior ensemillado y revegetación, de modo que no suponga un impacto visual y se integre perfectamente con el entorno de esta zona de alto valor ambiental.
En esta primera actuación se ha procedido a eliminar por completo el pozo de tormentas (antigua salida de aguas fecales), devolviendo a su estado inicial a esta zona del parque. Esta actuación se ha llevado a cabo con personal perteneciente al Programa de Corporaciones Locales que desarrollan el programa de mejora medioambiental “Servicios integrales Parque Natural de Marismas Victoria y Joyel”.
El Ayuntamiento de Noja, dentro de su política de recuperación de áreas degradadas y protección del medio ambiente, inició la eliminación de este tipo de viejas estructuras existentes en el municipio, cumpliendo de este modo las directrices del Plan de Acción Local incluido en la Agenda 21 Local que establece actuaciones de restauración o recuperación para áreas degradadas en el municipio. Además, tal y como establece dicho plan, se llevará a cabo el seguimiento del estado de estas zonas y de las posibles acciones para su mejora.
Para el concejal de medio ambiente, Javier Martín, “desde el ayuntamiento estamos tratando de recuperar zonas degradadas y poner en valor espacios medioambientalmente sensibles y de alto valor ecológico que se han iniciado con esta actuación, pero que continuarán con el resto de instalaciones de similares características”.